Infecciones por HSV-2 y su relación con anticuerpos antiencéfalo de rata en suero de pacientes con autismo

Resumen. Algunos casos de autismo podrían estar vinculados a infecciones
virales capaces de inducir mecanismos autoinmunes dirigidos contra el
encéfalo. Las infecciones de virus neurotrópicos en animales se acompañan de
síntomas similares a los observados en los trastornos del neurodesarrollo. Así,
en este estudio evaluamos la co-existencia de anticuerpos contra tejido nervioso
y contra virus con capacidad neurotrópica [HSV-1/2, Epstein-Barr
(EBV), citomegalovirus, sarampión y rubéola] en el suero de cuarenta niños
autistas y cuarenta niños sanos. La presencia de anticuerpos contra tejido
nervioso se detectó en cortes de tejido encefálico de rata mediante inmunofluorescencia
indirecta. Los niveles de anticuerpos IgG e IgM anti-virales se
midieron por ELISA indirecta. La proporción de autistas con anticuerpos IgG
anti-encéfalo (77% anti-amígdala, 70% anti-núcleo caudado, 47,5% anti-cerebelo
y anti-tallo cerebral, 45% anti-hipocampo, 40% anti-cuerpo calloso y
17,5% anti-corteza) fue significativamente mayor que aquella de los controles
(10% anti-amígdala y 5% anti-cerebelo) y se relacionó directamente con la severidad
del autismo. La proporción de niños con niveles positivos (mayores a
1,1 mg/dL) para anticuerpos IgM anti-HSV (indicativo de infección aguda) fue
significativamente mayor en autistas (65%) que en sanos (17,5%). El 96% de
los autistas con anticuerpos anti-HSV también presentó anticuerpos anti-encéfalo,
porcentaje que fue significativamente mayor que el de los autistas negativos
al anticuerpo anti-HSV (43%). En contraste, no hubo diferencias significativas
para los anticuerpos IgG e IgM para EBV, citomegalovirus, sarampión
y rubéola. Esto sugiere que una autoinmunidad contra estructuras encefálicas
desencadenada por infecciones por HSV podría estar involucrada en el
autismo.

http://www.scielo.org.ve/pdf/ic/v50n3/art06.pdf

 

AdjuntoTamaño
Fichero completo en pdf288.41 KB