40 muertes ligadas a las vacunas infantiles en Reino Unido a lo largo de 7 años

Mar, 23/11/2010 - 17:01

Se sospecha que cuarenta niños pueden haber muerto como resultado de recibir
las vacunas rutinarias en los últimos siete años.

LAS VACUNAS INFANTILES SON SOSPECHOSAS DE HABER DEJADO A DOS NIÑOS CON DAÑO CEREBRAL Y CAUSADO OTRAS 1500 REACCIONES NEUROLÓGICAS

Las vacunaciones infantiles también son sospechosas de haber dejado a dos
niños con daños cerebrales y causado més de 1500 reacciones neurológicas,
incluyendo 11 casos de inflamación del cerebro, 13 casos de epilepsia y un
coma.

Los datos, desglosados por el  “Medicnes and Healthcare products regulatory
Authority” (MHRA) siguiendo un requerimiento del Sunday Times , según el
Acta de Libertad de Información, muestra que desde el 2003 ha habido más de
2.100 reacciones adversas serias a las vacunas infantiles, algunas de ellas
con peligro de la vida.

Quinze inyecciones son dadas de forma rutinaria a los niños como parte del
programa de vacunaciones rutinarias. Ofrecen protección contra enfermedades
tales como la polio, difteria, paperas o sarampión.

El MHRA dice que las muertes y las reacciones neurológicas deben ser
entendidas dentro del contexto de las 90 millones de dosis de vacunas
infantiles, que se han dado desde el 2003.

Los detalles de las muertes bajo sospecha y de los problemas neurológicos se
han dado a conocer justo dos meses después que un requerimiento legal forzó
al gobierno a aceptar que su programa de vacunas había dejado a un niño con
daños cerebrales severos.

Trece años después de la primera vez que se rechazó reconocer que Robert
Fletcher , ahora con 18 años, había quedado con daño cerebral severo después
de la vacuna de la Triple vírica , el Gobierno se ha visto forzado a pagarle
las compensaciones acordadas.

La madre de Robert, Jackie, que fundo Jabs, un grupo de apoyo a las familias
con niños afectados por las vacunas, dijo : “ es comunmente aceptado dentro
de la profesión médica que tan sólo el 10% de lo que se sospecha son
reacciones adversas a vacunas han sido registradas de forma correcta. Ahora,
el Departamento de Salud ha admitido que la magnitud del problema es
bastante más grande de lo que indicaban estas estadísticas”
Jack Dukes, de 18 años, vecino de Weymouth, Dorset, quedó con daños
cerebrales severos después de la vacuna de la tos ferina, que recibió a los
2 meses de vida. Tiene la edad mental de un bebé, es incontinente y va en
silla de ruedas. Se le compensó con 91.500 Libras Esterlinas, según el
esquema de pago gubernamental para los damnificados por vacunas.

La familia de George Fisher esta convencida que la Triple Vírica (MMR en
inglés) contribuyó en la muerte de su hijo de 18 meses. Murió 10 días
después de que le inyectaran la vacuna en Enero del 2006.
Su madre, Sarah, una recepcionista de hotel de Cheltentham, Gloucestershire,
cree que alguna enfermedad que tenía le hizo susceptible a una reacción
adversa de la vacuna. Cuatro meses antes de recibir la vacuna, George sufrió
una convulsión debida a un acceso febril. Sarah dijo : “George tuvo un virus
muy malo. Estuvo muy enfermo y tuvo una convulsión debido a la fiebre tan
alta que tenía. No pienso que toda la culpa sea de la vacuna MMR, pero sin
duda fue un factor de su muerte”


traducción de http://www.wddty.com/40-uk-children-killed-by-mmr-and-the-true-picture-could-be-10-times-worse.html