ADN extraño de vacunas en niños fallecidos y enfermos

Jue, 13/09/2012 - 07:08

Hace mucho tiempo denunciamos que las vacunas son utilizadas para despoblar la Tierra, de diversas formas, una de ellas, mediante la incorporación de ADN de ingeniería genética en sus compuestos.

Hay miles de estudios avalando este hecho científico, y la ONU presenta un documento oficial donde indica como objetivo disminuir la población global en un 80%.

Ahora, un nuevo estudio revela y confirma lo peor, virus y bacterias transgénicas son halladas en niños y niñas que fueron vacunados y están muertos o enfermos. La investigadora científica, periodista Leslie Carol Botha (EE.UU.) es la prestigiosa autora del reporte.

Este artículo: publicado bajo el título "¿Es la contaminación con ADN foráneo culpable de los daños biológicos producidos por las vacunas?" Explica el peligro oculto a la ciudadanía sobre el ADN foráneo (de ingeniería genética) presente en las vacunas. En el mismo marco cabe señalar que el ADN extraño también es introducido al organismo mediante productos transgénicos de corporaciones como Monsanto.

"Fragmentos de ADN extraño de las vacunas encontrado en niños fallecidos y enfermos"

No es necesario ser un académico en ciencias para entender que inyectar en el cuerpo humano ADN de otras especies, o de otro ser humano, tiene consecuencias negativas e irreparables. La Asociación Americana de Seguridad Biológica (ABSA) clasificó el ADN recombinante como una amenaza biológica subrayando directivas específicas para controlarlo.

Según un documento publicado por Coalition of Vaccine Safety "(...) la presencia de secuencias virales latentes en el genoma humano y él de otros animales es algo conocido desde hace al menos 20 años. Esta caracterización incluye secuencias humanas retrovirales que fueron identificadas en las vacunas virales vivas cultivadas en células humanas (...)".

Como es sabido en la comunidad científica, durante el proceso de fabricación de vacunas se utilizan actualmente secuencias de ADN viral cultivadas en células humanas, y no es poco frecuente que estas secuencias pasen vivas y directamente a las propias vacunas. Hubo casos de alta repercusión denunciando esta realidad en muchas ocasiones.

En este reporte se hace mención a algunos datos contrastados científicamente: "Victoria y sus colaboradores identificaron contaminación por la presencia de ácidos nucléicos virales en vacunas vivas que se utilizan en niños sanos, algo que fue confirmado por los mismos fabricantes de las vacunas y corroborado por información reportada a la FDA. Los ácidos nucléicos contaminados incluyen secuencias retrovirales de células productoras de primates (monos) y de pollos. Estrictamente, el virus Avian Leucosis (ALV) se halló en forma de ARN (ácido ribonucléico) en partículas virales, mientras que el retrovirus simio (SRV) fue confirmado fehacientemente como ADN genéticamente defectuoso.

"Rotarix, una vacuna de administración oral, posee ácidos nucléicos del circovirus porcino-1 (PVC1). Desde que se realizó el estudio, se demostró la existencia, en una segunda vacuna de rotavirus (RotaTeq), de ácidos nuclécos tanto del PCV1 como del PCV2, que es un patógeno en los cerdos directamente vinculado a la inmunodeficiencia".

El Center for the Biology of Chronic Disease (CBCD)editor del libro "Purple" del Dr. Hanan Polansky, titulado "Microcompetition with Foreign DNA and the Origin of Chronic Disease", en español: "Micro competición, el ADN extraño y el origen de las enfermedades crónicas", explica como los fragmentos de ADN foráneo pueden causar enfermedades graves sin dañar (mutar) el ADN humano.

El libro fue leído por más de 5.000 científicos en todo el mundo, y también fue revisado y utilizado como fuente en más de 20 revistas científicas importantes y de prestigio mundial. La teoría explica la causa subyacente de muchas enfermedades graves y muestra cómo los virus latentes pueden causar enfermedades mientras continúan en un estado de latencia.

El Dr. Polansky descubrió que los fragmentos de ADN extraño llamados N-boxes, pueden causar enfermedades. Cuando estos fragmentos de ADN extraño se introducen en el cuerpo, por ejemplo mediante vacunas y otros tratamientos médicos, terminan en el núcleo celular. La "micro competición" entre las N-boxes extrañas y las N-boxes humanas, hace que los genes funcionen mal, y esto puede conducir a la enfermedad.

De hecho, cuando se llevó acabo el descubrimiento de contaminación en la vacuna VPH y se halló ADNr en Gardasil ® - el Dr. Polansky estuvo de acuerdo en que ese contaminante no debería estar allí. Según Polansky - el contaminante potencialmente dañino es parte de un proceso de fabricación "defectuoso" del medicamento, incapaz de filtrar todos los plásmidos de ADN extraño, y por lo tanto, sospecha que las partículas están presentes en todos los productos farmacéuticos (VPH) del mercado.

¿Se relaciona la epidemia de autismo a las partículas de ADN extraño en la vacuna MMR II? La relación entre la actual epidemia del autismo y la triple vacuna (sarampión, paperas, rubeola - Triple Viral).

En Abril de este año (2012), el CBCD (Center for the Biology of Chronic Disease) publicó un comunicado de prensa solicitando al CDC que estudie la teoría del Dr. Polansky sobre "Microcompetition", dado que fue hallado ADN foráneo en la vacuna de Merck & Co. MMR II. El prospecto de la vacuna inserto en su caja (disponible para ser descargado desde el sitio web de la FDA), indica que este fármaco contiene célula fetal Wistar RA 27/3 (Virus de la rubéola "atenuado"), célula fetal linea WI-38 (obtenidas de fetos abortados), y Albúmina humana de ingeniería genética, los tres ADNs son utilizados en la vacuna MMR II.

El CBCD sostiene que una mejor comprensión de la teoría - alabada por muchos científicos e investigadores de NIH y otras universidades respetadas, y organizaciones de alto nivel académico, puede frenar el incremento de autismo. Un reciente informe de los CDC señala que la "epidemia" se incrementó en un 78% desde 2007.

Los niños de 12 meses de edad o mayores, son inoculados con la vacuna MMR II, y existe una segunda dosis que generalmente es administrada en torno a los cuatro o cinco años, antes del ingreso escolar. De acuerdo con la CBCD, es la etapa durante la cual se realizan la mayor parte de los diagnósticos de autismo.

El comunicado continúa diciendo:

El CBCD cree que los procedimientos de purificación actuales no filtran completamente los plásmidos de ADN extraños utilizados en el proceso de fabricación de la vacuna MMR II. Por lo tanto, algunos fragmentos de ADN foráneos terminan siendo inyectado en los lactantes.

"La vacuna MMR II está contaminada con ADN humano de la línea celular en la cual se cultiva el virus de la rubéola. Este ADN humano podría ser causante de los picos de incidencia. Un pico adicional aumentó la incidencia de autismo en 1995, cuando la vacuna contra la varicela fue cultivada en tejido fetal humano ", escribió la Dra. Helen Ratajczak, Ph.D. respaldando esta noción. Ratajczak publicó dos artículos sobre el tema en la revista Journal of Immunotoxicology. (Merck and Co. Inc., 2001; Breuer, 2003)

Curiosamente, parece que los CDC y la FDA son en realidad muy conscientes del problema con las vacunas. En junio de 2001, se publicó un artículo en Emerging Infectious Diseases titulado: "Los agentes adventicios y vacunas" (Adventitious Agents and Vaccines), afirmando que:

"Muchas nuevas vacunas son producidas en sustratos de células animales y enfermedades infecciosas emergentes que, en teoría, pueden transmitirse de los animales a los seres humanos a través de estas vacunas. El desafío de identificar posibles agentes adventicios en las vacunas sigue de cerca el reto de identificar los agentes causantes de las enfermedades infecciosas emergentes en particular. "

Las infecciones latentes de VPH son silenciosas culpables - Vacuna VPH efectos secundarios adversos.

Aunque la FDA afirma que los fragmentos de ADN extraño en Gardasil ® (vacuna VPH) no representan ningún riesgo, el CBCD está en desacuerdo. La evidencia científica indica que el VPH tiene la capacidad de establecer una infección crónica, latente, y las infecciones crónicas pueden, potencialmente, conducir al cáncer.

Un estudio reciente titulado "Prevalencia de la infección oral por VPH en los Estados Unidos, 2009 - 2010", que fue publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), reportó que el virus VPH se encontraba en la boca de un 7% de las 5.600 personas que participaron del estudio. EL VPH oral se encontró más en los hombres que en las mujeres.

Los autores del estudio, escribieron: "La prevalencia de infección oral por VPH entre hombres y mujeres de entre 14 y 69 años en los Estados Unidos es de aproximadamente un 7% (...)", "(...) la infección por el VPH-16, (un tipo específico de VPH que más se asocia con el cáncer) fue detectado en el 1% de los hombres y las mujeres, lo que corresponde a un estimado de 2,13 millones las personas infectadas en los Estados Unidos".

7% y la intención es vacunar al 100%

En esencia, y según el estudio, 2.13 millones de personas que no tienen síntomas, y ni siquiera saben que están infectados, pueden desarrollar cáncer debido a su infección por VPH.

Ahora agregue en el factor de ADNr (ADN de ingeniería genética) y pregúntese que mecanismos tendrán lugar en el cuerpo cuando este sea contaminado. El ADN extraño latente que es inyectado mediante las vacunas, con la excusa de prevenir la infección crónica que conduciría al cáncer de cuello uterino y otros, presuntamente relacionados al VPH - se mezclan con aluminio (un conocido tóxico), y comienza a circular en la sangre orientado a las zonas más frágiles del cuerpo.

Partículas de VPH ADNr (transgénico) encontradas en la autopsia de la niña de Nueva Zelanda - Otra adolescente muerta por la vacuna contra el VPH

En agosto, el Dr. Sin Hang Lee, un patólogo del personal médico en el Hospital Milford de Connecticut, testificó sobre el hallazgo de fragmentos de ADN de VPH (de Ingeniería Genética) en las muestras post-mortem de sangre y el bazo, 6 meses después de la vacunación con Gardasil ® en la investigación tras la muerte de Jasmine Renata, una adolescente de Nueva Zelanda fallecida mientras dormía.

El Dr. Lee declaró en su testimonio:

"El hallazgo de estos fragmentos de ADN extranjeros en las muestras post-mortem, seis meses después de la vacunación, certifican que algunos fragmentos de ADN residual, pertenecientes al gen viral o plásmido inyectados mediante la vacuna Gardasil ®, fueron protegidos de la degradación por un complejo de aluminio-ADN en los macrófagos; o a través de la integración en el genoma humano.

Los fragmentos de ADN viral y plásmidos son conocidos por activar los macrófagos, haciendo que se libere el factor necrosis tumoral, un depresor del miocardio que puede inducir al shock (choque) letal en animales y seres humanos".

Aunque el descubrimiento del Dr. Lee, no vincula directamente el ADN transgénico con la muerte de la niña, el mecanismo de acción lo confirma, ya que todos los demás escenarios de "causas probables de muerte" fueron descartados.

Según el Dr. Lee, la vacuna Gardasil ® contiene ADN genéticamente modificado recombinante. El rDNA se comporta de manera diferente al ADN natural, ya que el VPH original no persiste en la corriente sanguínea durante un largo período de tiempo.

Una vez que un segmento de ADN recombinante es introducido en una célula humana, las consecuencias son difíciles de predecir. Puede integrarse a la célula temporalmente o quedar allí para siempre, con o sin causar una mutación. Sin embargo, la célula huésped contendrá tanto el ADN humano como el ADN viral, diseñado mediante ingeniería genética.

La Guerra del ADN

Abogando por la ingenuidad, el aspecto más alarmante de todo es que las agencias gubernamentales de salud no testearon que ocurre ni comprenden lo que sucede cuando una partícula de ADN recombinante infecta una célula de ADN 'normal'. ¿Cuáles son los mecanismos de acción que determinan quién gana las guerras entre los ADN? ¿Y si pierde el ADN normal? ¿Las tasas exorbitantes de autismo y la ola creciente de muertes y efectos adversos graves provocados por las vacunas Cervarix (VPH) o Gardasil (VPH) son ejemplos de que algo salió mal? Estos daños secundarios ya tienen un nombre: Síndrome post Gardasil y Síndrome Post Cervarix.

Aún más alarmante es que los científicos no sepan cómo aislar o incluso eliminar las partículas de ADN extraño en el cuerpo. Gracias a la confusión y la mentira masiva de los grandes medios de comunicación financiados por los laboratorios los consumidores médicos a un dilema grave: La hipótesis "maldito si lo hago o condenado si no lo hago".

Basado en el articulo de Leslie Carol Botha arriba citado.

Fuentes

Risk Classification Criteria for World Health Organization, Australia, Canada, European Union (EU), USA CDC/NIH and NIH for RDNA
Biohazard potential for live viral vaccines containing naked or free nucleic acids from contaminating (adventitious) viruses.
Viral nucleic acids in live-attenuated vaccines: detection of 1 minority variants and an adventitious virus
Autism Epidemic, Is Foreign DNA in MMR II Vaccine Responsible? CBCD Suggests CDC Study Microcompetition Theory
Merck & Co. Product Package Insert on MMR II vaccine
Emerging Infectious Diseases, Adventitious Agents and Vaccines
Dormant HPV Infections Can Cause Disease Even Without Activating Gardasil® HPV DNA Discovered in Post-Mortem Blood and Spleen Tissue
Discovery of Potential Bio-hazard Contaminant in Merck’s Gardasil® HPV 4 Vaccine

* Nota de Leslie Carol Botha: El sitio web de Center for the Biology for Chronic Disease está actualmente offline. Hablé con ellos la semana pasada y tenían pleno conocimiento sobre la nota de prensa publicada el pasado abril - "Epidemia de Autismo, ¿es el ADN extraño en la vacuna MMR II Responsable? El CBCD sugiere que el CDC estudie la Teoría Microcompetition. Se reproduce aquí en su totalidad en el caso de la versión en línea no esté disponible.

** Nota de Leslie Carol Botha: A mediados de agosto el CBCD dejó de responder llamadas telefónicas. De hecho, al llamar - se escucha un mensaje grabado diciendo "esta llamada puede ser grabada", incluso antes de escuchar el tono de marcado. Me dijeron que el Dr. Polansky aprobaría mi artículo. Sin embargo, todas las comunicaciones de correo electrónico cesaron.

*** Nota de Diego Ignacio Mur: Ambas vacunas MMR y VPH son obligatorias por orden de Cristina Fernández de Kirchner en la Argentina.