El autismo se evitaría mediante un análisis

Lun, 14/06/2010 - 17:45

Descubren la forma de detectarlo con una prueba de orina

El autismo se podría convertir en una enfermedad evitable gracias a una prueba desarrollada por científicos del Reino Unido, informa el diario “Daily Telegraph”.

 

El diagnóstico del autismo ha sido siempre difícil y a menudo permanece irreconocible hasta estados avanzados, cuando ya es demasiado tarde para tratarlo.
Investigadores del Imperial College de Londres hallaron la forma de detectar esta enfermedad en niños a partir de los seis meses de vida. Tras el estudio, los científicos concluyeron que los niños que sufren autismo padecen además trastornos en los intestinos causados por una bacteria, que se puede detectar mediante un análisis de orina que cuesta unos seis euros (93 pesos aproximadamente).
Este descubrimiento implica que un intenso tratamiento centrado en la conducta social del paciente podría comenzar antes de que la enfermedad le cause daño psicológico permanente.
Jeremy Nicholson, autor del estudio, explica que los niños autistas tienen una bacteria en los intestinos que puede detectarse antes de que aparezcan los síntomas del problema.
asi mismo, el análisis de orina que detecta esa bacteria y los procesos digestivos, puede servir para distinguir en un primer momento entre niños que pueden llegar a desarrollar la condición y los que no. El equipo considera que la relación entre la bacteria intestinal y las dificultades en el aprendizaje puede abrir el camino a tratamientos probióticos contra el autismo.
Los investigadores sometieron a niños de tres a nueve años -39 con autismo, 28 sin autismo pero con un hermano que lo tenía y 34 sin autismo y con hermanos sanos- a resonancias magnéticas, espectroscopias y análisis químicos. El estudio reveló que los niños no autistas pero con un hermano que sí tenia la afección presentaban una huella química diferente de los que no tenían hermanos autistas, y la de los niños con autismo era diferente a la de los otros dos grupos.
Una de cada cien personas en el mundo sufre autismo; en el Reino Unido hay unas 500,000 personas con esta enfermedad, que se manifiesta con trastornos que van desde leves problemas para interactuar socialmente hasta graves dificultades de comportamiento como no hablar.
El grado de autismo se valora con pruebas que exploran la integración social, la capacidad de comunicación y las aptitudes imaginativas del individuo
Londres, 05/06/2010 (EFE)