Hallan nueva vía para el tratamiento del autismo con células madre

Vie, 03/12/2010 - 13:06

Un grupo de investigadores del Instituto Salk de Estudios Biológicos y la Universidad de California consiguieron reproducir en el laboratorio los síntomas del autismo, lo que abre nuevas posibilidades para su tratamiento.

Esta nueva investigación analizó el origen y la evolución del autismo. Los investigadores encontraron deficiencias celulares ligadas a la enfermedad, como un menor número de conexiones funcionales entre las neuronas. El estudio, publicado en la revista Cell, explica que los investigadores usaron células humanas totipotentes para reproducir en el laboratorio los síntomas del autismo. Los resultados revelan que los síntomas pueden ser reversibles.

Alysson Muotri, autora principal del estudio y profesora en la Universidad de California, explicó sobre el estudio que “demuestra que el autismo es una patología de naturaleza biológica cuyo origen se halla en defectos del desarrollo que afectan directamente a las células del cerebro". Sus resultados avalan la posibilidad de que el autismo pueda ser tratado en el futuro.

La técnica empleada, utilizando células para reproducir la enfermedad, es mucho más precisa que los métodos habituales, basados en imágenes de los cerebros de los pacientes o en el análisis de los tejidos cerebrales a su muerte. Fred Gage, profesor del Instituto Salk y otro de los autores, reveló que con esta técnica se pueden “identificar sutiles alteraciones en la funcionalidad de los circuitos neuronales a las que nunca antes habíamos tenido acceso”.

Revertir el síndrome de Rett

El síndrome de Rett, así llamado por Andreas Rett que describió la enfermedad en 1966, es el trastorno más grave del autismo. Es más común en las niñas y suele aparecer tras aprender a caminar y con las primeras palabras. El niño pierde la capacidad para hablar, para moverse y desarrolla movimientos estereotipados.

En casi todos los casos, la causa está en una mutación de un gen. Se sabe que un factor de crecimiento insulínico puede revertir algunos de los síntomas del síndrome de Rett. Los investigadores analizaron si esta hormona era capaz de restablecer en las células cultivadas su funcionamiento normal. "El tratamiento incrementó el número de sinapsis y de espinas, y revirtió el fenotipo neuronal a uno más cercano a la normalidad", subrayó Gage. “Esto sugiere que el fenotipo autista no es permanente y podría ser, al menos en parte, reversible”.

Carol Marchetto, del Instituto Salk, concluyó señalando que “El síndrome de Rett puede ayudar a entender otros trastornos neurológicos del desarrollo porque comparte elementos genéticos comunes con otras condiciones, como por ejemplo el autismo y la esquizofrenia”.