Harvard contra las vacunas

Mié, 06/11/2013 - 16:03

Reiki - Vacunas dañan la saludLuego de un siglo de ser consideradas por la ciencia oficial como "la salvación de la humanidad", la vacunas caen de su trono de la mano de un estudio realizado en la Universidad de Harvard.


Mientras que las industrias médicas y farmacéuticas están ocupadas impulsando nuevas vacunas para casi cualquier condición bajo el sol, un nuevo estudio publicado en la revista Immunity desmonta por completo la teoría de la vacunación.

 

Los científicos descubren que los sistemas inmunes naturales del cuerpo -que comprenden tanto los componentes innatos como los adaptativos- trabajan juntos para prevenir la enfermedad sin necesidad de produccir los anticuerpos hipotéticamente generados por las vacunaciones.

La teoría detrás de las vacunas es que imitan la infección para estimular las células B, -uno de los dos tipos principales de células blancas de la sangre- para producir anticuerpos como que pasen a formar parte del sistema inmune adaptativo.

En general, se dijo que estos anticuerpos inducidos por la vacuna pasaban a formar una parte específica del sistema inmune adaptativo, y posteriormente enseñando a todo el sistema inmunológico la manera de responder directamente a una infección antes de que el cuerpo quede expuesto a ella.

La nueva investigación contradice este postulado haciendo notar que la inmunidad innata juega un papel importante en la lucha contra las infecciones, y es más importante que la inmunidad adaptativa para prevenir o combatir las infecciones.

En las pruebas de adaptación los anticuerpos del sistema inmunológico se muestran incapaces de luchar contra la infección por sí mismos, lo cual echa por tierra la teoría de que los anticuerpos inducidos por las vacunas tienen una función legítima en la prevención o lucha contra la infección.

En palabras del Dr. H. von Andrian Uldrich de la Universidad Médica de Harvard:

"Nuestros resultados contradicen la visión actual de que los anticuerpos son absolutamente necesarios para sobrevivir a la infección a virus como el VSV (virus de la estomatitis vesicular), y establecer una función inesperada para las células B como custodios de los macrófagos en la inmunidad antiviral".

"Será importante para diseccionar el papel de los anticuerpos y los interferones en la inmunidad contra virus similares que atacan al sistema nervioso, tales como la rabia, el virus del Nilo Occidental y encefalitis".

Por su parte el Dr. Russell Blaylock remarcó en una reciente entrevista con Mike Adams -el Ranger de la Salud-, que las vacunas no sólo no funcionan como se anuncia, sino que en realidad dañan la inmunidad innata del cuerpo.

"En lugar de enseñar al cuerpo la forma de responder a las infecciones, las vacunas en realidad inhiben la capacidad del sistema inmunológico para producir citocinas de tipo Th2, y suprimen la inmunidad celular, que es cómo el cuerpo se protege contra los virus y bacterias mortales".

Una vez más, el mito de que las vacunas sirven a cualquier tipo de propósito médico legítimo ha sido destruido por la ciencia avanzada.

Naturalmente habrá una contraofensiva de la comunidad farmacológica y médica, debemos esperar alguna clase de publicidad desacreditante de los científicos involucrados en la presente investigación, tal como sucedió con la Dra. Ghislaine Lancot, el Dr. Tulio Simoncini, o el virólogo Stephan Lanka.

Pero el hecho es que -quieran o no admitirlo- la ideología a favor de la vacuna acabará en donde debe estar, un montón de basura que sólo sirve para vender más a costa de la salud humana.

Fuente: naturalnews.com