La exposición a pesticidas durante el embarazo aumenta el riesgo de autismo

Dom, 10/08/2014 - 21:23

Las investigaciones anteriores han indicado que los hijos de las mujeres embarazadas expuestas a altos niveles de contaminación del aire tienen un mayor riesgo de desarrollar autismo. Ahora, un nuevo estudio del Instituto MIND de la Universidad de California-Davis sugiere que las mujeres embarazadas que viven cerca de campos y granjas donde se aplican pesticidas químicos también tienen un riesgo mayor de tener un niño con autismo u otras formas de retraso en el desarrollo.

De acuerdo con un informe reciente de los Centros para el Control y Prevención de
Enfermedades (CDC), el número de niños en los EE.UU. con autismo ha aumentado un 30% en los últimos 2 años, a partir del 1 de 88 en 2012 a 1 en 68 en 2014 .

El equipo encontró que las madres embarazadas que vivían en las proximidades de
campos donde se utilizan pesticidas tenían dos tercios más de probabilidad de tener
hijos con autismo u otros retrasos en el desarrollo que las madres que vivían lejos de estos sitios.

Los investigadores dicen que los pesticidas son neurotóxicos, lo que significa que interfieren con los neurotransmisores del cerebro que son responsables del estado de ánimo, el aprendizaje, las interacciones sociales y la conducta.

Hacen hincapié en que la exposición fetal a los pesticidas agrícolas es especialmente preocupante, ya que el cerebro en desarrollo puede ser más vulnerable a estos productos químicos neurotóxicos que los cerebros de los adultos.

"En ese período gestacional el cerebro está desarrollando sinapsis - los espacios entre las neuronas - en donde los impulsos eléctricos se transforman en sustancias químicas neurotransmisoras que saltan de una neurona a otra para pasar mensajes", explica la investigadora principal Hertz-Picciotto. "La formación de estas uniones es realmente importante y es muy probable que esos plaguicidas están afectando estas uniones y, por tanto, estén afectando la neurotransmisión."