Triple Viral, MMR y autismo: Reivindicación para el Dr. Andrew Wakefield

Dom, 18/03/2012 - 09:35

La General Medical Council's (GMC) de UK, determinó de manera infundada un ataque y desprestigio contra el profesor John Walker-Smith, quien ayudó al Dr. Andrew Wakefield en el desesperado tratamiento de niños enfermos con autismo regresivo, producido por severos problemas gastrointestinales vinculados a la vacuna MMR (Triple Viral).

La propaganda que ensució la reputación de ambos profesionales fue llevada a cabo por orden de Rupert Murdoch (un monstruo de las comunicaciones relacionado al negocio farmacéutico y especialmente a la comercialización de la MMR). Con su corporación de radios, diarios, revistas y canales de TV acusó y denigró a los prestigiosos médicos dictaminando que habían incurrido en "mala conducta profesional", esta mentira fue expuesta como un fraude.

Durante una reciente apelación ante la Corte Suprema, el Sr. Mitting, miembro de la Justicia británica, dictaminó que el profesor Walker-Smith "no puedo defenderse" por causa de una falta grave cometida por el GMC que manejó fraudulentamente el caso contra él, y que todo el Consejo debe ser reformado.

Desde hace muchos años, el profesor Walker-Smith tiene que tolerar como su reputación es empañada por el periodista Brian Deer, del British Medical Journal, un perrito faldero de los medios de comunicación estadounidenses y cipayo del criminal Rupert Murdoch, quien conspiró para destruir la legítima labor del Dr. Andrew Wakefield y sus colegas sobre los problemas gastrointestinales causados por la vacuna MMR en niños pequeños.

La MMR, también conocida como "Triple Viral" combina las vacunas contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Se trata de un producto extremadamente peligroso que causa autismo a partir de trastornos gástricos, por estar contaminado con múltiples tóxicos y ADN modificado.

Rupert Murdoch, dueño del London Times, y una cantidad inconmensurable de medios e influencias, tiene fuertes intereses económicos y vínculos con la industria farmacéutica, además de poseer conexiones con el circulo bancario internacional, y corredores de bolsa con gran poder en el mercado con intereses financieros que abarcan todo el planeta. Rupert Murdoch se encuentra en este grupo junto a George Soros, quien prácticamente monopolizó la industria genética durante la década de 1990, y que culminó con la privatización de las empresas de "Proyecto Genoma Humano".

El hijo de Rupert Murdoch, James (su heredero), supervisa GlaxoSmithKline (14 bebés asesinados en Argentina), otro gran fabricante de la vacuna contra la H1N1 (el London Times también difundió la mentirosa alerta de pandemia declarada por la OMS). Muchos más de los socios de negocios de Rupert Murdoch, se sientan como miembros de las juntas directivas de Merck & Company, Kolberg, Kravitz, Robertz & Company (KKR), e incluso uno de sus "amigos" mas cercanos (KKR), fue uno de los fundadores de la Coalición para el Avance de la Reforma de la Salud en EEUU (CAHR), algo que hoy conocemos como "Obamacare".

No dejes de leer: Criminal: Rupert Murdoch, London Times, la mafia farmacéutica, Soros, VPH, H1N1, Triple Viral, Monsanto

Las vidas de los doctores Andrew Wakefield y Walker-Smith, quedaron atrapadas en la refriega de una cruzada maliciosa contra el pensamiento independiente y la investigación médica honesta. Incluso, el profesor Walker-Smith, ya se había retirado de su práctica médica cuando el ataque comenzó.

El profesor Walker-Smith era jefe del departamento de gastroenterología pediátrica en el Hospital Royal Free (RFH) en Londres, donde el Dr. Wakefield realizó ciertas observaciones sobre la salud de los niños vacunados con MMR y su relación al autismo.

Los resultados de estos estudios fueron publicados y más tarde atacados y menospreciados por la revista The Lancet (Murdoch), donde presionaron al Dr. Wakefield obligandolo a retractarse de la evidencia científica que había presentado.

Al mismo tiempo, tanto Wakefield como el profesor Walker-Smith continuaron ayudando a niños autistas, y consolaron a sus padres y familiares quienes se acercaron directamente a ellos en busca de ayuda, luego de haber sido rechazados e ignorados por sus propios médicos.

"Esto ha sido una pesada carga para mí y mi familia, ya que las acusaciones fueron hechas por primera vez en 2004 y durante toda la audiencia que se extendió desde el 2007 al 2010", dijo el profesor Walker-Smith en una reciente declaración sobre el caso. "Me siento aliviado al ver finalizado este asunto".

Ya que el manejo de todo el caso realizado por la GMC fue probado como fraudulento, ahora es el turno del Dr. Wakefield para ser exonerado.

La mordaz acusación del Sr. Juez Mitting sobre el manejo poco profesional e incluso deshonesto de la GMC contra el profesor Walker-Smith, nos está diciendo que también el caso del Dr. Wakefield fue tratado maliciosamente.

El juez de la Corte Suprema puso gravemente en duda la legitimidad y legalidad de cualquier acusación o ataque formulado no solo contra el Dr. Wakefield sino también contra sus colegas, y lo que es más importante, contra las observaciones del gastroenterólogo que vinculan la vacuna Triple Viral con el autismo, una investigación certificada por pares estudio.

Esta disposición de la corte refuerza el ya conocido y descarado fraude que es la caza de brujas continua contra el Dr. Wakefield, por su trabajo independiente. Y la influencia mafiosa del criminal Rupert Murdoch a la hora de ocultar la verdad sobre los medicamentos peligrosos y sus vinculaciones amorales con la corrupta industria farmacéutica.

"La bienvenida decisión de exonerar al profesor Walker-Smith nos indica claramente que el caso de la GMC contra los doctores del Royal Free fue manufacturada para desacreditar cualquier asociación entre las enfermedades intestinales y el autismo, así como la relación entre la vacuna triple viral MMR y los trastornos intestinales. Esto fue reportado por los padres y familiares de los niños", escribe Age of Autism. "Las acusaciones formuladas contra el Profesor Walker-Smith y el equipo del Royal Free, deben ahora ser vistas con total escepticismo, y como lo que realmente son: Una cacería de brujas por intereses creados en los niveles más altos del gobierno, y orquestada por los medios de comunicación masivos bajo el control de la industria farmacéutica".

Esta decisión claramente reforzará los esfuerzos del Dr. Wakefield para reivindicar su propia reputación y su carrera, incluyendo su reciente demanda contra el pseudo periodista de BMJ Brian Deer, y la editora de BMJ, Fiona Godlee, los cuales han reiterado su tendencia a difundir mentiras y calumnias sobre el Dr. Wakefield ( http://www.naturalnews.com/034974_Andrew_Wakefield_BMJ_lawsuit.html ).

Extraído de http://bwnargentina.blogspot.com.es/2012/03/triple-viral-mmr-y-autismo.html