Unen vacuna H1N1 a dosis contra influenza

Vie, 03/12/2010 - 13:09

Estos datos, sin embargo, no son revelados a la población del país hasta tanto acuden a los centros de salud del gobierno para ser inmunizados, denunciaron ciudadanos a La Perla del Sur.

Justo en el momento en que arrecia la campaña anual de vacunación contra la influenza de temporada, aflora otra insospechada realidad. La controvertible vacuna contra la influenza H1N1, la misma que fue rechazada por miles de puertorriqueños ante el temor de posibles efectos secundarios, ha sido incluida en la dosis que actualmente administra el Departamento de Salud (DS) contra la influenza regular.
Tal y como consta en los récords oficiales del Centro de Control y Prevención de Enfermedades federal (CDC, por sus siglas en inglés), en la fórmula contra la gripe estacional se han incorporado este año vacunas contra la influenza H1N1, H3N2 y la influenza B.

Estos datos, sin embargo, no son revelados a la población del país hasta tanto acuden a los centros de salud del gobierno para ser inmunizados, según han denunciado ciudadanos a La Perla del Sur.
“Hay temor porque hay mucha gente que no quería vacunarse contra el H1N1 y preguntan por qué ahora está incluida”, confirmó Carlos Mayol Sepúlveda, director de la Oficina de Salud y Bienestar del Gobierno Municipal de Ponce.

Aun así, el funcionario recalcó que las dudas e inseguridades sobre la vacuna creada el pasado año ante la pandemia global del virus son respondidas por los salubristas encargados “y uno profesionalmente le recalca que hasta ahora son bien seguras”.
“Esto es a nivel del CDC. Parece ser que es más costo efectivo, ya que si se separan las vacunas tendrían que estar gastando prácticamente tres veces en materiales, personal y logística”, continuó Mayol Sepúlveda.

El Programa de Vacunación del Gobierno Municipal de Ponce -en conjunto con el DS- ha administrado la vacuna de temporada, libre de costo, desde el pasado mes de septiembre.
Solo durante el mes de noviembre, aseguró el doctor en Salud Pública, inmunizaron a alrededor de 700 pacientes de todas las edades.

Desde infantes
La inclusión este año de la dosis contra el H1N1 coincide con la expansión en los parámetros de vacunación del CDC, que ahora exhorta a incluir a niños a partir de los seis meses de edad.
“Anteriormente se tenían dos poblaciones que eran las de alto riesgo, que son niños y adolescentes, y los envejecientes. Ahora prácticamente se está vacunando a todo el mundo, todo el que quiera vacunarse”, expuso el galeno.

Por otra parte, Mayol Sepúlveda aclaró que personas que ya hayan sido vacunadas previamente contra el virus H1N1 pueden recibir la nueva vacuna contra la influenza de temporada, ya que no “causa interacciones adversas en el paciente”.
“Esto es como un seguro. Es mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo”, explicó. “Además, al H1N1 hay que ponerle un refuerzo anual, porque casi siempre estos virus de influenza o temporada van mutando y por eso es que muchas veces se tienen que añadir refuerzos nuevos”.

Con preservativo de mercurio
Por otro lado, y tras preocupaciones formuladas por lectores de este semanario, Mayol Sepúlveda reconoció que la mencionada vacuna de temporada incluye en algunos casos el compuesto ‘thiomersal’, un preservativo de mercurio utilizado como antiséptico y fungicida.

El mismo, empero, ha sido cuestionado por su posible conexión a casos de autismo y el síndrome Guillain-Barré.

De acuerdo a Asociación Nacional de Autismo (NAA, por sus siglas en inglés), el ‘thiomersal’ o ‘timerosal’ es una sustancia tóxica cuya creciente utilización ha coincidido con el auge de casos de autismo en los Estados Unidos.

Por este motivo, la organización ha exigido su retiro de toda vacuna.
Aún así, el ‘thiomersal’ ha sido aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) para que se incluya en la vacuna de temporada.

“La cantidad es tan mínima…” respondió Mayol Sepúlveda. “Una cantidad tan mínima no es algo que podamos decir que va a ser dañino”, aseguró el galeno, coincidiendo con las agencias reguladoras federales.

“Hasta ahora, casi siempre lo que le da (al paciente) es una sintomatología bien leve, como dolor en el área, se le puede poner un poquito rojo y algunas personas sienten un desgano. Son reacciones normales y con un poquito de hielo en el área de aplicación y dos o tres tabletas de acetaminofén no hay problema con eso. Son bastante seguras”, continuó.

“Mi exhortación es a que llamen a los sitios donde le pueden proveer una información real y fidedigna y que no traten de buscar infomación, por ejemplo, a nivel de páginas de Internet, porque muchas veces lo que ven es información que no es científica”, concluyó.