Complejo B

Las vitaminas del complejo B y la vitamina C son hidrosolubles, esto significa que un exceso que el organismo no necesite, será eliminado con la orina.
El complejo B es clave en muchas funciones de nuestro metabolismo como son:
 
  • Tiamina B1: Promueve una digestión saludable, transformación de la energía, ayuda a la función cerebral y aun crecimiento apropiado
  • Riboflavina B2: Importante para una visión saludable, crecimiento celular y apropiado metabolismo.
  • Niacinamida B3: Promueve una buena circulación, piel saludable, y ayuda a la función cerebral.
  • Ácido Pantoténico: Promueve una función normal del tracto digestivo y ayuda a diversas funciones metabólicas, acelera el proceso de curación de heridas post quirúrgicas.
  • Piridoxina B6: en su forma de coenzima , se relaciona con gran cantidad de enzimas, la mayoría involucradas con el metabolismo de aminoácidos. El Dr. Rimland ha trabajado con dosis altas de vitamina B6 en el tratamiento de autismo durante los últimos 30 años, con muy buenos resultados. Y estudios de laboratorio, artículo de Dr. Rimland, confirman esta deficiencia en gran cantidad de niños con autismo y TDAH.
  • Cianocobalamina B12: Previene anemia, interviene en la detoxificación del organismo interviniendo en la transformación de homocisteína (involucrada en enfermedades cardíacas) en metionina, ayuda a la digestión, interviene en el proceso de aprendizaje y memorización.
  • Ácido fólico: Regula la funcion nerviosa, reduce la hiperactividad y depresión. Contribuye para una adecuada reproducción celular. Su uso se recomienda en mujeres próximas a embarazarse para reducir daño o malformaciones en el tubo neural.