Vacunas una agresión a la especie

CAUSALIDAD

El origen o desencadenamiento de este cuadro clínico neurológico no está aún descifrado ni sus causales científicamente admitidas.
Existen empero, observaciones, presunciones y afirmaciones de personalidades destacadas en la investigación.

Un hecho indiscutible, es el crecimiento exponencial de esta enfermedad en los Estados Unidos, a partir de estadísticas realizadas en este país en niños en edad escolar, desde los 6 hasta los 21 años y obtenidos por reportes al Departamento de Educación (DOE) desde los departamentos de educación especial provenientes de los sistemas educativos en los distintos estados, desde 1992 a la actualidad.

Este incremento queda expuesto en el siguiente gráfico:

 

Se observa que el aumento incesante, año por año ha ido de 5.400 casos comunicados en el periodo 1991-1992 a 118.600 en 2002-2003, lo cual se corresponde con un 2.200% de incremento, hecho que justifica hablar de una epidemia de autismo.
Cabe acotar además que este estudio no incluye a niños con edades inferiores a los 6 años.
Otro estudio tomado desde 1995 hasta 2003, evidencia que mientras el resto de todas las discapacidades que afectan a los niños, ha crecido en este periodo un 21%, el Autismo lo ha hecho en un 420%.
La explicación de que este incremento es debido a un mejor diagnóstico está descartado, por no encontrarse una incidencia coincidente en la población de mayor edad también.

Igualmente se puede excluir la causal genética, aunque se haya reportado el hallazgo de un síndrome cromosómico X frágil, o por la observación de antecedentes familiares de autismo, ya que éstas no pueden justificar una epidemia. Las enfermedades genéticas tienden a una incidencia estable. "LA EPIDEMIA DE AUTISMO ES AUTENTICA, Y LA EXCESIVA VACUNACION ES LA CAUSA"
Esta afirmación corresponde a Bernard Rimland, director del Instituto de Investigaciones de Autismo (Autism Research Institute, con sede en San Diego, USA), considerado el mayor investigador en el tema.
Expresa el Dr. Rimland:

"Los fabricantes de vacunas, el Centro de Control de Enfermedades, la FDA, y varias asociaciones médicas, han fallado miserablemente en su obligación de proteger a nuestros niños. En lugar de reconocer su papel en la creación del catastrófico e inmenso incremento en el Autismo, estas organizaciones han recurrido a la negación y a la ofuscación. Se exponen a perder su credibilidad, y miles de millones en demandas de responsabilidad civil pronto llegarán a los tribunales.

Como científico investigador de tiempo completo por más de 50 años y 45 como investigador en la rama del Autismo, me resulta impactante y desazonador el hecho de ver que la Sociedad Médica se ha esforzado por trivializar la sólida y apremiante evidencia de culpa que tienen las imperfectas políticas de vacunación como raíz de esta epidemia. Existen muchas líneas consistentes de evidencia que implican las vacunaciones, y no existe ninguna otra hipótesis alternativa que sea, ni de una forma marginal, creíble.

o El número de vacunas a niños se ha incrementado un 700%. De 3 en los 70´s a 22 en el año 2000. El incremento de autismo en paralelo es también de 700%

o El autismo de aparición tardía (empezando después de los 2 años) era algo inusual en en los 50´s, 60´s y 70´s. Actualmente este tipo de autismo sobrepasa los casos de autismo de aparición temprana por el 5 de cada 1, el aumento va en paralelo con el aumento de vacunas exigidas por ley.

o Miles de padres reportan - y demuestran con videos que ellos mismos han grabado - que sus niños eran normales y respondían bien hasta antes de una reacción adversa a una vacuna.

o El mercurio, uno de los elementos conocidos más tóxicos, se utiliza como preservativo en muchas vacunas, Algunos infantes reciben una dosis 125 veces más alta, que el máximo permitido, en un solo día de vacunaciones múltiples.

o Existen numerosos estudios científicos que muestran las notables diferencias encontradas en pruebas clínicas de laboratorio en sangre, orina y en biopsias que comparan los niños autistas con niños normales. Dichos hallazgos que señalan directamente a las vacunas como causa de estas diferencias entre los grupos, los pasan por alto convenientemente los que intentan ocultar la fuerte conexión entre la epidemia de autismo y el uso excesivo de vacunaciones peligrosas.
La Verdad debe surgir... y lo hará. Hace tiempo que debió haber sucedido."

Dr. Bernard Rimland, Ph.D.
Director del Instituto de Investigaciones de Autismo:
Institute For Child Behavior Research.
4758 Edgeware Rd.
San Diego, California 92116
Editor de Autism Research Review International
Fundador de la Asociación Americana de Autismo.
Este artículo fue extraido del portal : http://casiquest.org/SpanishRimland.htm
Puede consultarse al Dr. Rimland en www.autism.com
Rimland, B. "Is there an autism epidemic?" Autism Research Review International 9:3, 1995.